Sábado, 04 de Octubre del 2003

Laura Pausini: entre miles de fans y mares

27/10/2001
Por AREQUIPA AL DIA ( Gente Joven)

La italiana se ha convertido en una de las cantantes más populares de la balada contemporánea. Su presentación en la capital de la República prevista para próxima semana, provocó una singular expectativa. Sus fans renuevan fidelidad solicitando las canciones de la italiana a la radio o exigiendo se escriba detalles insospechados sobre la vida de la artista Laura Pausini nació el 16 de Mayo de 1974, en Solarolo, un pueblo cercano a Ravenna. Es la primera hija de Fabrizio y Gianna, la familia se completaría con Silvia, hermana de Laura. Su infancia se desarrolla con normalidad, en la escuela. Su padre fue músico de un piano﷓bar, lo que hizo que Laura creciera en un ambiente musical, y su madre es profesora. A los 8 años Laura pide como regalo de cumpleaños cantar con su padre una noche, e interpretaron la canción de la serie infantil "Marco". El deseo de dedicarse a la música había nacido en Laura. Mientras Laura estudiaba cerámica fue elegida para cantar en San Remo en 1993, el Festival más importante de la música italiana. Concursó y ganó en el apartado novel con la canción "La Solitudine". Con ésta comienza el despegue de una carrera musical imparable. Al día siguiente de la victoria, la canción ganadora fue irradiada por toda Europa, convirtiéndose en un gran éxito el disco "LAURA PAUSINI". Éste, además de tener el éxito de San Remo, contenía otro famoso tema "Non c´é". Tras el éxito de su primer disco Laura saca al mercado su segundo trabajo titulado simplemente "LAURA", del que se recogen temas conocidos como "Lui non sta con te", "Gente", o "Strani Amori", con la que quedó tercera en San Remo 1994, en el apartado de estrellas. El éxito se había extendido por toda Europa, pero aún faltaba un país que no había sucumbido a sus pies, España. En 1994 Laura graba su primer disco en español "LAURA PAUSINI", que recopilaba los éxitos de sus dos discos en italiano. Temas como "La Soledad", "Se Fue" o "Amores Extraños" hicieron que Laura consiguiera un récord en España, ser la primera cantante extranjera que con su primer disco ha vendido más de 1 millón de discos. De esta forma se abrieron las puertas del mercado Latinoamericano, donde también conquistó los primeros puestos de ventas. Tras dos años de silencio Laura publica su siguiente disco, "LE COSE CHE VIVI", también editado al completo en español ("Las cosas que vives"), y para el mercado portugués y brasileño con tres temas en portugués. Laura vuelve a conseguir grandes ventas en todo el mundo con un disco en el que son introducidos temas sociales, y la composición de la propia Laura. "Inolvidable", "Las cosas que vives" y "Dos enamorados" fueron los principales causantes de las ventas conseguidas. En 1998 sale al mercado "LA MIA RISPOSTA" que, al igual que el anterior, también es editado en español. Vemos en este trabajo a una Laura evolucionada, tanto en letras como en música. Melodías computarizadas se unen a la maravillosa voz de Laura, en temas como "Emergencia de amor", "En ausencia de ti", o el tema que da título al disco. Hay que destacar el tema cantado en inglés "Looking for an angel", compuesto por Phil Collins especialmente para Laura. Este disco es una mirada hacia el interior de Laura, en un tiempo de incertidumbre y búsqueda de respuestas. Llega una oportunidad muy importante para Laura, interpretar en tema compuesto por Richard Marx, "One more time", para la Banda Sonora del film "MENSAJE EN UNA BOTELLA". Esta es una forma de incursión en el mercado anglosajón, que poco a poco la llevará a un mejor conocimiento de este que será importante para el futuro. En Septiembre del 2000, el mundo puede disfrutar de nuevo trabajo de Laura, "TRA TE E IL MARE", un disco de 14 cortes, traducidos al español en su edición hispana. "Entre tú y mil mares" es el primer single que se extrae de este disco. Tema compuesto por Biaggio Antonaci, conocido cantautor italiano, que simboliza el mar como un obstáculo de unión entre dos personas. El tema está acompañado de un espectacular video rodado en las playas de Malibú. El segundo single, que es el actual, es "Un error de los grandes". En este trabajo se incluye el tema "The extra mile", canción de la película "POKEMON 2000". Laura participa en la composición de 12 temas y de dos músicas. En marzo Laura comenzará la grabación de su primer disco en inglés, que saldrá a la venta mundialmente en Febrero del 2002, aproximadamente. Posiblemente este disco contenga tres canciones, ya realizadas por Laura en anteriores discos, y todas las demás serán inéditas. Lo que sí es seguro es que la versión en inglés de "Un error de los grandes" se llamará "Everyday is a monday", y la de "En ausencia de ti", con el título de "Its not goodbye".

Jaime Bayly: Fue ayer y sí me acuerdo

27/10/2001
Por Jaime Bayly (GENTE JOVEN)

Nací en Lima el 19 de febrero del 65 en el apacible barrio de Miraflores. Tengo 35 años pero parezco de 30 y quien me diga lo contrario arderá en la hoguera eterna. Fui un niño tímido y sin embargo travieso. Asistí puntual y esmeradamente al colegio Markham, en el sereno barrio de San Antonio, donde me distinguí por mi entusiasmo para jugar fulbito en los recreos y también por mi torpeza para las matemáticas y el enrevesado juego de hockey sobre césped. Los años de mi infancia los viví en una casa muy bonita en Los Cóndores, a una hora en carro de Lima, pasando Chaclacayo. Soy el tercero de diez hermanos, y está probado científicamente que soy el más tonto de los diez. Al terminar tercero de media, mi madre, preocupada por mi conducta díscola, me envió a trabajar como practicante al diario "La Prensa", cuyo director era amigo de ella. Ese verano en "La Prensa" cambió mi vida, y supongo que también la del periódico, porque unos años después terminó por quebrar. En el periódico hice de todo un poco, y pasé años muy felices. Los dos últimos años del colegio, nada más salía de clases corría a "La Prensa", donde me quedaba hasta bien entrada la noche. Hice amigos estupendos y descubrí que el periodismo puede ser un vicio y una pasión. El año 82 entré a la universidad Católica con la firme determinación de ser abogado y luego político, pero ese mismo año se jugó el mundial de fútbol de España, así que no fui a clases para ver el fútbol y casi me botan el primer semestre. Fui un pésimo estudiante. Pasé cuatro años mediocres y agonizantes en la universidad, en los que me dediqué a jugar fulbito, visitar la cafetería de artes y pasar raspando con once casi todos los cursos, salvo el de lógica, que, lógicamente, acabé con mi carrera universitaria. Se puede decir entonces que carezco de estudios superiores. Me inauguré en la televisión el año 83, cuando apenas contaba la tierna edad de 18 años. Hacía programas políticos muy serios, pero luego me aburrí y empecé a entrevistar a toda clase de personalidades célebres o extravagantes, y entonces la pasé mejor. He hecho bastante televisión, y a veces me he divertido. Recuerdo con cariño la temporada que hice el año 90, cuando apoyé con fiebre tropical a Vargas Llosa y perdimos, y la del año siguiente, cuando, a mi regreso de Miami, lancé "Qué hay de nuevo", una copia tercermundista de Letterman que me excitó mucho y que, según recuerdo, tuvo buena acogida entre la vasta población insomne y despistada de Lima. Hace como seis años hago televisión en Miami, y no me quejo. Primero estuve en "Sur", que como dicen los gringos terminó por irse al sur, luego en CBS en español, que también se disolvió con la rapidez de un alkaseltzer, luego Telemundo, y anclé en Frecuencia Latina y ahora estoy en Panamericana Televisión. De mis libros, qué puedo decir: comencé a escribir el año 90, cuando tenía 25, en un crudo invierno madrileño, y desde entonces no he podido dejar de escribir. Es, a la vez, un condena y una bendición, y no dudo de que es también mi vocación más verdadera y creo que perdurable. Me gustaría escribir, sólo escribir, pero los libros dan poca plata y no quiero que mis hijas vayan a un colegio malo. El libro que más escándalos provocó fue sin duda el primero, "No se lo digas a nadie", que escribí en Washington entre el 92 y el 94, años en que me retiré del circo de la tele; el que más quiero, no sé por qué, es el segundo, "Fue ayer y no me acuerdo", quizá porque no vendió tanto como el primero; la sorpresa fue "La noche es virgen", que ni siquiera pensaba publicar y mandé medio vergonzosamente a competir por el Herralde y para mi perplejidad acabó ganando ese premio que me llena de orgullo, ya que no de pesetas; y mi corazón me lo jugué entero en "Yo amo a mi mami", que es un poco mi infancia novelada; olvidaba decir que me reí muchísimo escribiendo "Los últimos días de La Prensa", que, no creo exagerar, es quizá la novela más divertida de las que he escrito. Por último, quiero decir que sería nadie, sería apenas un fantasma balbuceante, si no fuera por el amor de Sandra y mis hijas Camila y Paola: los mejores momentos de mi vida me los han dado ellas, y por eso las amo para siempre y después también.

La historia de Los Chalchaleros, contada por ellos

27/10/2001
Por Juan Carlos Saravia (GENTE JOVEN)

Los Chalchaleros debe constituirse en uno de los grupos musicales más antiguos de latinoamérica. Ellos realizarán una visita a Arequipa el próximo 25 de noviembre próximo, show que marcará la despedida de los escenarios tras 54 años de actividad. Como preámbulo a esa visita, Juan Carlos Saravia nos escribió una misiva relatando los entretelones de la formación de la legendaria banda argentina Los Chalchaleros surgen una tarde en la primavera de l947, más precisamente en la fiesta de los estudiantes de un grupo de jóvenes salteños, en la Sociedad Rural. Aunque parezca mentira, entre esos jóvenes estábamos nosotros, los primeros cuatro integrantes del grupo, desparramados entre otros jóvenes como nosotros, sin saber que teníamos un destino común. Víctor José Zambrano (Cocho para los amigos) y Carlos Franco Sosa (Pelusa) formaban un dúo, y esa noche habían preparado unas zambitas para cantar. Estábamos Aldo Saravia (El Chivo) y yo (el gordo, ya desde entonces). Lejos de que existiera la pica, nos pusimos a hablar amistosamente, por lo que luego de las actuaciones quedamos en juntarnos los cuatro para armar un conjunto. Como buenos provincianos, la concreción del conjunto la dejamos para el año entrante. Para ser sincero, debo decir que no sabría explicar con exactitud por qué nos autobautizamos Los Chalchaleros. Recuerdo que fue como una broma, porque cantábamos de entrecasa, y tocábamos la guitarra muy caseramente. En Salta, la denominación Chalchalero tiene varias acepciones. En primer lugar se denomina así al Zorzal, un pájaro que tiene predilección por comer los frutos de un arbusto llamado Chalchal. También se le dice Chalchalero a aquella persona a la que le gusta darse corte o se muestra vanidosa. Además, en Salta se usa la palabra Chalchalero ﷓desde siempre﷓ para denominar lo que ahora se llama popularmente "trucho". Debutamos el l6 de junio de l948 en el Teatro Alberdi de Salta. A sala repleta nos preparamos para ejecutar la Zamba del Grillo (Atahualpa Yupanqui). Nunca me olvidaré de ese día, y no justamente porque fuera nuestro debut. Hoy lo recuerdo como un bautismo de fuego. Pelusa Franco tenía que hacer la introducción, y de los nervios, empezó tocando tan rápido que más que una zamba parecía una cueca. Yo me le arrimé, lo miré fijo y le susurré serio y apretando los dientes: Más lento. Fue entonces cuando Aldo Saravia, que estaba a mi lado, escuchá: Adentro, y se largó con la primera estrófa antes de tiempo. Yo tuve ganas de tirarme encima suyo para callarlo, pero Aldito siguió para adelante, cantando como si nada, hasta que finalmente se encarriló en la melodía. Bueno... todos lo seguimos, y así, entreveros de por medio, de golpe nos encontramos cantando frente a un grupo de amigos, relajados, divirtiéndonos, y cada estrofa salía cada vez más linda, y nosotros entonados y serenos, hasta que escuchamos un aplauso caluroso, el primer aplauso a Los Chalchas, que algunos dicen llegó hasta el cielo. Inmediatamente después del debut, el conjunto comenzó a hacerse cada vez más popular en la provincia. Así vinieron zambas memorables como Lloraré (autor anónimo), que se convirtió en el primer gran éxito del conjunto y en la primera grabación de Los Chalchas en un estudio. También El Cocherito (anónimo), La Artillera (anónimo), El arriero va (Atahualpa Yupanqui), y otras canciones populares como La López Pereyra (Artidorio Cresceri) y la Zamba de Vargas (recopilada por Chazarreta)... Yo vendo unos ojos negros (canción popular) la incorporamos al conjunto en el año 50, y fue un tema que marcó un cambio en el cantar de Los Chalchas. Desde l948 hasta l950 cantábamos los cuatro juntos, todas las canciones. Creo que esta forma de interpretar los temas nos ayudaba a disimular un poco los errores particulares de cada uno, homogeneizaba el sonido, dándole fuerza. Pero en la primavera de l950 nos sentíamos tan a gusto con los sonidos que iba logrando el grupo que resolvimos que uno de los cuatro cantara como solista algunas estrofas, para que todos volviéramos a cantar juntos en el estribillo. Fue entonces que alguien dijo que fuera yo el solista, y así fue. Esto cambió mi vida por completo. Una tarde, en rueda de amigos, estrenamos esta nueva forma de cantar Yo vendo unos ojos negros. En esa reunión estaba la "Negra Arias Uriburu", una joven de piel blanca, pelo negro y enormes ojos verdes que , después de escucharnos, juró que se "pondría de novia con el gordito". Y así fue. A los dos años de esa tarde nos estábamos casando. Con la vida en común vendrían siete hijos, de los cuales viven cinco: Carolina, Facundo, Santiago, Juan Carlos (don Juan) y Sebastián. La formación de Los Chalchaleros ha ido cambiando con el tiempo. Hubo exactamente l0 Chalchaleros, y cada uno le dio al conjunto su toque personal como para que, aún hoy, Los Chalchas gocen de buena salud a los 50 años de una vida de canto. En l949, al año de nuestro debut, Aldo consiguió un puesto más rentado y menos expuesto en Orán, a 400 kilómetros de la ciudad de Salta, en el Banco de la Provincia. A nosotros nos pareció lógico que apostara a lo seguro. ¿ Quién iba a decir por entonces que íbamos a vivir de esto? En su lugar entró El Chango José Antonio Saravia Toledo, que tenía mismo apellido pero no era muy pariente mío ni de Aldo. En l950 Pelusa Sosa se va a estudiar arquitectura a la ciudad de Córdoba, entonces apareció Ricardo Federico Dávalos (Dicky) y dijo que quería reemplazar a Pelusa. Dicky era un muchacho de unos treinta años (9 más grande que nosotros), rubio, que cosechaba admiradoras en las guitarreadas cantando hasta en inglés. La cuestión es que Cocho quiso tomarle a Dicky un examen de ingreso. Yo le decía: ¿ Te parece?, porque me parecía un poco prepotente de nuestra parte. El tema es que el examen se lo tomamos en la casa de la madre de Cocho, y Dicky se sacó un 10. Esta formación permaneció hasta fines del 53, cuando se produce la incorporación a Los Chalchas de Ernesto Cabezas (Cabecita), que hizo un enroque con El Chango al mejor estilo de un ministro de gobierno. El Chango dejó el grupo porque quería instalarse definitiva mente en Salta para ejercer su profesión de abogado. En la próxima parada, que vendría a ser el año 56, se bajó Cocho, que se cansó de viajar y de extrañar su casa y su familia. No sabíamos qué hacer. Después de pensarlo y debatirlo llamamos a Aldo, por estas alturas convertido en todo un bancario, y lo tentamos con la propuesta de volver de nuevo al grupo. Aldo, inmediata y telefónicamente nos contestó: Ahora mismo me estoy sentando en la máquina para escribir la renuncia. Y así le dijo adiós al Banco Provincial de Salta en Orán, vestido con una ropa de gaucho prestada, mientras le hacían a nuevo nuestros típicos trajes. Es indudable que la incorporación de Cabeza, ﷓nacido en la localidad hoy llamada Ingeniero Jacobacci﷓, le dio al conjunto una gran musicalidad, un sello característico en la armonía, una guitarra típica mente Chalchalera, una guitarra que hizo escuela en muchos conjuntos folklóricos que surgieron por la época. Cabeza fue a Los Chalchas el condimento exacto para que todos encontráramos un lugar determinado en el conjunto. Uno escucha esa guitarra y antes de que largue la zamba ya sabe que son Los Chalchas, desde los primeros acordes. Ya entrando en el segundo disco, figuran zambas tan importantes como "La Nochera", la primera zamba de Cabeza, que 4 años antes había ganado el segundo premio de un concurso en Salta. También la "Zamba del Chalchalero", que también tiene su historia. Sobre la base del saludo musical, tarareo y silbido con que cerrábamos casi todos los shows, le pedimos a Cabecita que construyera la zamba en su totalidad, que era más o menos como darle un botón a un sastre y pedirle que con ese único detalle arme todo un traje. Fue por eso que Cabeza se tomó 4 o 5 años en terminar de componerla. Ustedes dirán si valió la espera, nosotros consideramos que sí, aunque por respeto a su exquisita manera de ser, muy de vez en cuando, durante 5 años, le preguntábamos : ¿...Y? Y él nos contestaba muy lacónicamente: "íYa vá!". Cuando la terminó lo llamamos a Jaime Dávalos para que le pusiera la letra, y combinamos de firmarla los 5 como autores por partes iguales. En l96l la vida nos sorprendió con un cachetazo. Pero en el 67 es Dicky el que se va del grupo para poder disfrutar de sus nietos. El mismo Dicky convoca a Ricardo Francisco Figueroa (Pancho), un chaqueño nacido en Resistencia, peinado a la gomina, y amante de los chamamés. Pancho nos resultó divertidísimo. Nos dijeron que había un músico que nos imitaba perfecto a cada uno de Los Chalchas. Ese era Pancho, que con su dejo al hablar y cantar nos hizo enamorar del chamamé, esa música tan particular del litoral argentino. Quiero unas coplas dejar a mi sueño de cantor desde niño fue soñar cantar solo por amor. Supo mi canto anidar en las ramas de un Chalchal allí aprendí a volar y a un poncho rojo ladear Y allá voy con mi ilusión junto a todos vivirá el canto de corazón nunca jamás morirá Pancho Figueroa. Durante los años 70 los horizontes musicales del conjunto se ampliaron enormemente. El primer chamamé que hicimos fue un boom: Merceditas (Sixto Ríos). Luego vinieron La Cerrillana (Abel Mónico y Marcos Tames), y Que seas vos (Marta Mendicute). También hicimos dos clásicos: "Angélica" y "Chiquilín", ambos temas de Roberto Cambaré.

Temperatura
Max. 19,0 °C
Min. 6,5 °C

Humedad:
Max. 75,0 %
Min. 41,3 %
Bancario
compra:S/. 3,52
venta:  S/. 3,55
Informal
compra:S/. 3,525
venta:  S/. 3,53