La economía de Estados Unidos creó 206.000 empleos en junio | Economía

La economía Estados Unidos creó 206.000 puestos de trabajo no agrícolas en el mes de junio, según los datos difundidos este viernes por la Oficina de Estadísticas Laborales, dependiente del Departamento de Trabajo. A pesar de las subidas de tipos de interés, el mercado laboral de la primera economía del mundo ha mantenido su dinamismo durante los últimos años. Los analistas esperaban la creación de unos 194.000 empleos, de modo que el dato se sitúa ligeramente por encima de las previsiones. La tasa de paro, sin embargo, repunta del 4,0% al 4,1%, una décima más de lo que se esperaba.

Estados Unidos ha creado empleo durante 42 meses consecutivos, pero la tasa de paro ha superado el 4% por primera vez desde noviembre de 2021. Los economistas llevan tiempo estudiando las diferencias entre las dos principales encuestas con las que se toma la temperatura del mercado laboral estadounidense. La encuesta realizada a los empleadores viene mostrando sistemáticamente una creación de empleo más fuerte que la realizada a las familias, que sirve para calcular la tasa de paro.

La explicación de la discordancia no está del todo clara, pero los expertos apuntan a problemas con ambas muestras. Por un lado, la encuesta a empleadores probablemente subestima las empresas que cierran y desaparecen, con lo que las exitosas se ven representadas. Por su parte, la encuesta a familias puede estar dejando fuera la creación de empleo entre la población inmigrante, más propensa a escapar del análisis de la autoridad estadística.

“A veces no puedes conciliar las diferencias. Solo tienes que mirarlo y tratar de entenderlo”, dijo el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, tras la última reunión de política monetaria, el mes pasado. “Nos encontramos con resultados ambiguos y tenemos que lidiar con la incertidumbre que rodea a los datos. No obstante, el panorama general es el de un mercado laboral fuerte y que se enfría gradualmente”, añadió.

La revisión a la baja de las cifras de creación de empleo de meses anteriores apuntan a ese enfriamiento. En abril se generaron 108.000 empleos, en lugar de los 165.000 estimados antes; en mayo, la revisión recorta la cifra desde 272.000 a 218.000.

El mercado laboral estadounidense ha mostrado una enorme resistencia al endurecimiento de la política monetaria por parte de la Reserva Federal, la más agresiva desde la década de 1980, con la que el banco central ha estado luchando contra la inflación más alta en cuatro décadas. Powell cree que el mercado de trabajo ha encontrado un mayor equilibrio entre las ofertas de empleo y los trabajadores en paro. Un mercado demasiado rígido, en el que no es fácil encontrar mano de obra, impulsa los salarios al alza, con el riesgo de que se genere una espiral precios salarios con la que la inflación se enquiste. En junio, la subida de las retribuciones por hora fue del 0,3%, con lo que la tasa interanual se sitúa en el 3,9%, por debajo del 4,1% de mayo.

“La fuerte creación de empleo de los dos últimos años ha ido acompañada de un aumento de la oferta de trabajadores, reflejo del incremento de la tasa de actividad entre las personas de 25 a 54 años y del mantenimiento de un fuerte ritmo de inmigración”, dijo Powell hace unas semanas. “El crecimiento de los salarios nominales ha disminuido en el último año y la diferencia entre el número de empleos y el de trabajadores se ha reducido. En general, un amplio conjunto de indicadores sugiere que las condiciones del mercado de trabajo han vuelto a su situación en vísperas de la pandemia: relativamente tensas, pero no recalentadas”, añadió.

Los miembros de la Reserva Federal esperan que la tasa de paro se mantenga en el 4,0% hasta fin de año y que suba hasta el 4,2% durante 2025. Ese es un escenario de aterrizaje suave de la economía que no se da por garantizado.

Los inversores están muy atento a los datos de empleo y de precios para anticipar los próximos movimientos de los tipos de interés. El mercado da por seguro que los tipos se mantendrán en su máximo en 23 años en la reunión de finales de este mes, pero concede una alta probabilidad a que el primer recorte de 0,25 puntos llegue en la última reunión del verano, las de los días 17 y 18 de septiembre, según la herramienta Fedwatch, de CME Group.

La fuerte creación de empleo es uno de los activos del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de cara a la reelección. Biden dará este viernes un mitin en un Estado industrial, Wisconsin, donde presumirá de la fortaleza del mercado laboral. El presidente trata de recuperarse de la terrible imagen que dio en el desastroso debate televisado contra Donald Trump de la semana pasada en Atlanta. Más que su legado económico, a los ciudadanos les preocupa su edad, su forma física y su agudeza mental. Biden está sufriendo presiones políticas, mediáticas y financieras para retirarse de la carrera por la reelección, pero por ahora sigue decidido a dar la batalla.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *