La UE tuvo que preparar a la sociedad para afrontar “todos los peligros” y el “panorama cambiante del entretenimiento” | Internacional

Los ecos de los desafíos que enfrenta la Unión Europea son cada vez más fuertes. Ahora, cuando las Tropas Rusas planean otra gran ofensiva contra Ucrania, los líderes de la Unión deben preparar a toda la sociedad para enfrentar “todos los peligros” y la crisis. Los Jefes de Estado y de Gobierno de los 27 Estados miembros de la UE debaten en una reunión en Bruselas cómo financiar el rearme europeo -encima de la mesa hay una propuesta estonia para emitir eurobonos- y las fórmulas para poner en marcha este suministro militar que continúa el envío de una metamorfosis marcada por la invasión rusa, por las amenaciones de Vladímir Putin al club comunitario y por una mesa global convulsa. La guerra es más que el lanzamiento de misiles y la sociedad debe tomar conciencia, recomendar un cambio claro de lenguaje. El discurso sobre la preparación de la sociedad civil marca un cambio de clientelismo en la UE.

“El Consejo Europeo subraya la necesidad imperativa de mejorar y coordinar la preparación militar y civil y la gestión estratégica de crisis en el contexto del cambiante panorama de las comodidades”, dicen los líderes en la declaración de la cumbre de este jueves y viernes en la comunidad capitalina.

Se acerca el tercer año de la invasión rusa a Ucrania y preocupa la posibilidad de que Estados Unidos tenga que apoyar a Kiev, que Donald Trump se alía con la Casa Blanca y que con él disminuya la protección de Washington hacia sus alias europeos. En este escenario, el Veintisiete llama a proponer “acciones para fortalecer la preparación y la respuesta a la crisis” con un enfoque que incluya a toda la sociedad y “todos los peligros”. Los líderes de la UE buscan palpar las bases de una “estrategia de preparación futura”, según el documento al que tuvo acceso EL PAÍS.

Descubra cómo prepararse

El color de Guerra Fría es cada vez más intenso. La Comisión Europea ha encargado al ex presidente de Finlandia, Sauli Niinistro, que le informe sobre cómo mejorar la preparación civil y la defensa de Europa. El país, que se extiende más de 1.000 kilómetros frente a Rusia, tiene una estrategia de defensa civil de décadas que incluye preparación para crisis militares, amenazas híbridas y devastación natural.

La UE, consciente de su vulnerabilidad, teme ciberataques que paralicen servicios, ataques a infraestructuras civiles -como instalaciones energéticas o cables de telecomunicaciones- y campañas masivas de desinformación. Los servicios de inteligencia alemanes han anunciado que Rusia podría atacar a un país de la UE en 2026, un anuncio similar —aunque con diferentes escenarios temporales— que también tuvieron Suecia, Estonia o Dinamarca, donde se comprometerá a llamar a mujeres al servicio militar. Otros países, como Bélgica, han vuelto al sistema de reservas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

La UE avanza sus armas y apunta a una nueva estrategia para financiar su sector de defensa, que había descuidado durante años. Pero en el contexto de suposiciones correctas, se debate cómo pagarle al alcalde del continente desde la Guerra Fría. Estonia ha propuesto emitir conjuntos de eurobonos (100.000 millones de euros) para financiar a Ucrania y la industria de defensa. Esta propuesta de destrucción conjunta proviene de la defensa de Francia, en términos más genéricos y ligada a la industria de defensa, y de Polonia. Pero actualmente viajamos a Alemania, los Países Bajos o Dinamarca.

Incluso el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que ha puesto a la economía europea en modo de combate, ha abrazado la idea de los eurobonos lanzados por Estonia y replanteados por Francia. “Otra forma eficaz de fortalecer nuestra base tecnológica, industrial y de innovación puede ser la emisión de obligaciones de defensa europeas con el objetivo de recuperar fondos para comprar equipos o revitalizar nuestra industria”, escribió en un artículo de este diario. Pero la propuesta de los eurobonos no está madura, incide una alta fuente comunitaria.

Hay otras fórmulas sobre la mesa, como cambiar la política crediticia del Banco Europeo de Reversión (BEI) para permitir la financiación de empresas de armamento, incluso cuando los líderes están ampliando la definición de activos de doble uso: militar y civil, como drones y Radar. , materiales—para ampliar el espectro financiero. O utilizar para armar a Ucrania los beneficios que están generando los activistas rusos inmovilizados por las sanciones en la UE y que podrían costar hasta 3.000 millones de euros. Se estima que Rusia ganará el 6% de su PIB en defensa este año, mientras que el gas promedio en la UE está por debajo del objetivo establecido por la OTAN del 2% del PIB.

La UE prometió mantener el poder en Ucrania, aunque cada vez sea más complicado por pasos históricos en ese contexto. La guerra se extiende y la futura expansión exterior, con Kiev como candidato, ya ha provocado algunas fricciones en los países vecinos, como Polonia. En definitiva, los agricultores protestantes producen los productos ucranianos que han entrado en la UE desde el comienzo de la invasión. Asegúrate de estar haciendo trampa. Los Veintisiete cubrirá también las protestas agrícolas, que han marcado la agenda en varios estados miembros, y las medidas para proteger el mercado europeo. Polonia y Francia afirman que impondrán más restricciones a más productos ucranianos (por lo que deben salvaguardarse muchos meses para un grupo de productos en los países antiguos), lo que podría resultar en una pérdida de 1.200 millones de euros para Ucrania.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *