El G-7 advierte a China que adoptará respuestas al ataque a Rusia y política industrial | Internacional

Los líderes del G7 han autorizado al grupo del Reino Unido a emitir advertencias sobre la representación en China si no corrige el ruido en algunas áreas, en particular el ataque a Rusia y la política industrial. Los socios reiteraron su voluntad de colaborar con Pekín, pero recurrieron a ampliar las sanciones, incluso a las entidades financieras, implicadas en la máquina de ayuda a Moscú y anunciaron que seguirán la aplicación para adquirir una competencia industrial que se considera desempleada, según el informe. Declaración final de la pareja. , al que se encendió este periódico. El texto refleja la fortaleza de la posición hacia China en comparación con el año anterior.

“El apoyo de China a la base industrial de Rusia le permite a Rusia apoyar su guerra ilegal en Ucrania. Enviamos a China a China con la transferencia de materiales de doble uso, incluidos componentes de armas”, dice el comunicado. El documento anunciado prevé “contra actores en China y tres países que han respondido a los mecanismos de guerra rusos, incluidas las instituciones financieras”. El grupo financiero es un frente especialmente delicado. El G-7 claramente apunta a apuntar no sólo a las empresas que venden productos sensibles a Rusia, sino también a las entidades que facilitan este comercio.

Esta línea de actuación complementa la decisión de la Siete de activar un préstamo a Kiev por valor de 50.000 millones de dólares, que se financiará con la rentabilidad de los activos congelados de Rusia. La declaración pretende dejar constancia del desembolso “para finales de año”. Sería una fecha en la que se involucra con intereses pragmáticos, sobre todo en EE UU, donde el nuevo presidente entrará en negro. Sin embargo, una fuente europea que busca en la negociación reconoce que “esto pendiente de aclarar los detalles”. Veamos cuánto tiempo le llevará.

El otro gran objetivo de acción hacia China es el geoeconómico. En este asunto, se le acusa de Pekín de prácticas “que conducen a distorsiones del mercado y a una dañina sobrecapacidad de producción en un número creciente de sectores”. Los miembros anuncian que seguirán tratamientos médicos para proteger sus industrias, sus trabajadores y su resiliencia económica. Es una dinámica ya en marcha, como es mostrar el conocimiento de los países emergentes de EEUU o la UE hacia China.

Los miembros del G7 creen que China ha ganado una posición dominante en varios mercados estratégicos, en todos los sectores vinculados a la transición ecológica, a través de prácticas abusivas, como subsidios no declarados y ganancias de bajos costos de producción para atacar a los competidores. Intenta contrarrestar esta tendencia y, mientras tanto, intenta convencerte de que esto también redunda en interés de los países del Sur Global -varios de ellos invitados a la reunión- y mantener la unidad en sus filas, ante las fricciones comerciales proteccionistas. entre EE UU y la UE.

Al inicio de la sesión dedicada a este tema, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, entendió precisamente este punto, tras la retransmisión por su portavoz. “Debemos seguir el principio de no perjudicarnos unos a otros, esperando que los promedios que cada uno ha recibido tengan efectos negativos sobre ellos, aunque sea de forma imprevista”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

La comunicación final también contiene llamados redondos a Beijing para que evite acciones unilaterales en la región y respete los dictámenes de la justicia internacional (una referencia indirecta a un fracaso desfavorable en sus acciones en las aguas en disputa que China no ha matado).

En sus manos hacia China, tiene la intención de cerrar filas con Sur Global. Es desde esta perspectiva que se puede interpretar la invitación hecha por la actual presidencia italiana a los países relevantes de esa constelación indefinida. Están está presente en el corazón de los países de India, Brasil, Argentina, Turquía y varios países africanos. Las potencias occidentales en China y Rusia trabajan para crecer en su nombre.

Modi, en concreto, que inicia aquí su primer viaje internacional después de las elecciones en las que se registró un tercer mandato consecutivo -pero esta vez con mayoría absoluta-, es objeto de especial atención, debido al peso creciente de la India y al compartimento recibido ante China.

África también ha recibido especial atención. La presidencia italiana ha intentado incendiar el continente, lanzando una iniciativa para mejorar la seguridad alimentaria y discutir métodos de pesca contra las mafias migratorias.

Otra invitación a dar alivio a la crisis es la del Papa, que interviene tarde con un discurso sobre la inteligencia artificial, en el que advirtió del riesgo de que las nuevas tecnologías “amplifiquen la injusticia entre las naciones avanzadas y en desarrollo o entre las clases sociales dominantes y opresivo”. Es la primera vez que un Pontificio participa en el G7, un guiño de Meloni a los numerosos votantes católicos que apoyan a su partido. Francisco tiene programadas reuniones bilaterales con varios líderes, entre ellos Biden, Zelenski y Macron.

Sobre el cambio climático, la declaración incluye el compromiso de “acelerar la acción en esta década crítica, para lograr un balance neto de emisiones cero en 2050”.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *