Eurovisión 2024 gana audiencia con Nebulossa y arrasa entre los jóvenes | Televisión

Casi cinco millones de espectadores siguieron en La 1 las casi cuatro horas que duró la final de Eurovisión. El festival sigue siendo un éxito asegurado de audiencias para las televisiones que lo emiten, demostrando que el interés por el certamen no decae a pesar de las 68 ediciones que ya ha cumplido. La final en la que se impuso Nemo, representante de Suiza, y en la que Nebulossa se tuvo que conformar con un 22º puesto para España, fue vista por una media de 4.886.000 espectadores en La 1, lo que supuso una cuota de pantalla del 41,8%, según los datos de Kantar Media. Es una cifra de televidentes similar a la que atrajo la participación de Blanca Paloma el año pasado (4.839.000), pero una cuota ligeramente superior (39,7% en 2023).

La actuación de Nebulossa a las 21.49 de la noche fue vista por 4.734.000 espectadores, pero el minuto de oro, ese momento del día que congrega a más espectadores viendo un mismo programa, tuvo lugar a las 00.06 de la madrugada, en plenas votaciones, y reunió a 5.761.000 televidentes. De hecho, el tramo en el que los portavoces anunciaban los votos del jurado profesional y en el que las presentadoras comunicaron los resultados del televoto disparó la audiencia de Eurovisión hasta llegar a una media de 5.465.000 espectadores y un 52,1% de cuota. Estos datos hicieron que La 1 liderara el día, con un 21,2% de cuota.

En los datos de audiencia desglosados por perfil de públicos, llama la atención cómo el festival arrasara entre los espectadores más jóvenes. En la franja de 13 a 24 años, el seguimiento fue del 66,3%, según un informe de la consultora Dos 30′ con datos de Kantar Media. En el tramo de 25 a 44 años también tuvo un seguimiento mayor de la media, con un 55% de cuota. También destacó entre los niños de 4 a 12 años, con un 54,3%. Sin embargo, en los mayores de 65 años, la cuota desciende hasta el 28%. El público de la final de Eurovisión en España fue mayoritariamente femenino, con 2.721.000 mujeres frente a 2.165.000 hombres. Y por comunidades autónomas, la cuota fue mayor en Murcia (52,3%), Comunidad Valenciana, de donde proceden dos componentes de Nebulossa (46,9%), Castilla y León (46,5%) y Cataluña (45,6%). Donde menos tirón tuvo fue en Canarias (35,5%), Castilla-La Mancha (36%) y País Vasco (37,6%).

Comparando los resultados de este año con los de ediciones pasadas, el seguimiento de festival de Nebulossa ha sido menor que el que tuvo Chanel en 2022, cuando una media de 6.835.000 espectadores (50,8% de cuota) vieron a España quedar en un histórico tercer lugar. Eso sí, son datos muy lejanos del récord de seguimiento en La 1 desde que hay registros de audiencias: se logró en 2002 con la participación de Rosa López. Entonces fueron 12.755.000 espectadores los que vieron Eurovisión, con un 80,4% de cuota, datos que ninguna televisión española puede soñar con repetir ya. Le sigue la final de 2008 con Rodolfo Chikilicuatre como representante español, que fue vista por 9.336.000 espectadores, con un 59,3% de cuota. Cerca se sitúa la actuación de Beth en 2003, seguida por 8.790.000 televidentes en La 1, lo que supuso un 58,4% de cuota.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *