La UE acepta el compromiso de Apple de permitir monederos de pago de sus rivales en sus dispositivos | Economía

Apple abrirá sus teléfonos iPhone a monederos digitales y tecnologías de pago rivales de forma gratuita durante una década. El gigante estadounidense, bajo el foco de la UE en una investigación antimonopolio y que se arriesgaba a una multa de hasta el 10% de sus ingresos anuales globales, se compromete a ello con la Comisión Europea, que ha cerrado el caso. Es la primera vez que la Comisión se llega a un acuerdo similar, ha reconocido la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager. Es una breve tregua entre la UE y la compañía: Apple tiene otros procesos abiertos por frustrar la competencia de sus rivales en los servicios de streaming de música y software.

En el caso de los cada vez más utilizados monederos digitales, que permiten a los consumidores almacenar sus tarjetas de crédito, débito y fidelidad (o incluso entradas o tarjetas de embarque de avión) y pagar con su móvil en un buen número de comercios y restaurantes, Bruselas había abierto un caso en 2022 contra la gran tecnológica por cerrar el paso en sus dispositivos a tecnologías y herramientas que no son del ecosistema Apple (o adaptadas a él). Esto supone un abuso de su poder de mercado, un perjuicio para los usuarios y compañías y una vulneración de las normas de competencia europeas, según la Comisión Europea.

Ahora y según el acuerdo con la UE, vinculante durante una década, Apple permitirá que otros desarrolladores que usan “tap-and-go” y tecnología de comunicación inalámbrica NFC (la más habitual en la UE y que no está desarrollada por la empresa fundada por Steve Jobs) entren en Apple Pay y el monedero de Apple. El uso de monederos digitales y pago con ese sistema se ha triplicado en los últimos cuatro años, ha dicho Vestager en una conferencia de prensa en Bruselas.

Es una tecnología creciente y disponible de forma gratuita y Apple se había negado a dar acceso a la tecnología NFC en los iPhones a monederos digitales rivales y se reserva el uso de este sistema a sus propios monederos, según la investigación abierta por la Comisión Europea. Eso implica que la competencia no podía llegar a los usuarios de Apple. Bruselas cree, además, que ese monopolio ha podido tener un “impacto negativo” en la innovación.

“Comparado con otras tecnologías, como los pagos usando códigos QR, permite la experiencia de pago más segura y fluida. Es la solución más extendida en la UE para desarrollar aplicaciones de pago viables, por lo que el acceso a la tecnología NFC es fundamental”, ha remarcado la comisaria de Competencia. La Comisión Europea ha probado el paquete de compromisos de Apple —que suponen un cambio grande en su forma de operar en Europa— y ha consultado con expertos, bancos, desarrolladores de aplicaciones, emisores de tarjetas y asociaciones financieras. Las respuestas han sido buenas y ha aceptado dar carpetazo al caso.

La UE ha elevado en los últimos tiempos el escrutinio sobre las prácticas comerciales y que dañan la competencia. La multa por monopolio en los monederos digitales podría haber supuesto a Apple unos 40.000 millones de dólares. El pasado marzo, la Comisión Europea impuso al gigante tecnológico estadounidense una multa de 1.840 millones de euros por abuso de posición dominante en el mercado de la música por streaming; la sanción más alta que se ha impuesto a esta empresa por abusar de su posición en el mercado. Apple, dijo Bruselas, impide a sus competidores, por ejemplo, Spotify, llegar a sus potenciales clientes que utilizan iPhone o iPad y ofrecerles servicios alternativos a Apple Music u ofertas más baratas.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *