Las autoridades venezolanas han detenido en las últimas 72 horas a cinco activistas políticos por ‘fomentar el odio’

En concordancia con el día de las elecciones presidenciales del 28 de julio, la situación en Venezuela es tensa. Cinco activistas políticos de la oposición venezolana, dos de los cuales también trabajan como periodistas, han sido detenidos por la policía en las últimas 72 horas acusados ​​de “promover el odio” en el ámbito del desarrollo de campañas electorales. Ahora no se conocen más detalles concretos sobre quienes han sido detenidos.

Las detenciones han generado mucha preocupación entre los opositores. Usted comprende que se desconocen los límites estrictos dentro de los cuales se puede hacer campaña sin ser procesado. Las aprehensiones comienzan con Juan Iriarte, coordinador regional del Partido Vente Venezuela (la organización fundada por María Corina Machado); el activista juvenil Jean Carlos Rivas, del partido Voluntad Popular, y el periódico Luis López, quienes trabajan para el portal informativo El Pitazo. Los tres hombres fueron llevados a prisión este fin de semana. Todos ellos son del estado costero de La Guaira, cercano a Caracas, donde se desarrolla una actividad de campaña.

Este mes se suponía que Gabriel González, también periodista del equipo de comunicación de Vente Venezuela, estaba retenido por Gabriel González; y Javier Cisneros, coordinador juvenil de la organización del mismo partido. El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa emitió un comunicado en el que informó que el periódico López fue detenido mientras se encontraba encubierto en la detención de Jean Carlos Rivas, de 19 años de edad, dirigente juvenil de Voluntad Popular, de La Guaira, quien fue También sorpresivamente capturado por las autoridades en la localidad de Caraballeda. La detención de López también fue encargada por el Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela.

Estas personas fueron reportadas inicialmente como desaparecidas, en consideración a lo que denunciaban los líderes opositores, y poco después confirmaron que habían sido acusados ​​de libertad en un proceso de la División de Investigaciones de la Policía Nacional Bolivariana. Ninguna autoridad política del gobierno o del estado se hizo responsable de estas operaciones.

El candidato presidencial de la Plataforma Unitaria Democrática -la coalición de fuerzas opositoras-, Edmundo González Urrutia, condenó la arremetida oficialista y afirmó que los dirigentes “fueron detenidos únicamente por los acompañados del acto político que teníamos en Maiquetía”. González Urrutia denunció que, al hacerse cargo de la búsqueda de estos políticos capturados, los cuerpos de seguridad del Estado “evaden su responsabilidad, reportándose a otros cuerpos policiales, y hasta el momento no sabemos dónde están”.

Voluntad Popular, el partido de Machado, expresó lo siguiente en un comunicado: “Hemos llamado a la comunidad internacional a estar atenta ante esta detención. Somos responsables ante Nicolás Maduro, y ante el gobernador de La Guaira, José Terán, por la vida, la integridad y lo que pueda pasar con Jean Carlos.” Luego de la celebración de las elecciones primarias del pasado 22 de octubre, en las que eligieron a María Corina Machado con un alcalde votando por el pueblo que quiere un cambio en Venezuela, lo hizo una docente de dirigentes regionales y nacionales de su partido. detenido, acusado de formar parte de complots conspirativos y llevado a prisión.

A fines del año pasado, otros líderes políticos fueron atacados por la dureza del gobierno en las riendas sociales, como fue el caso de Nelson Piñero, del partido Encuentro Ciudadano. El periódico y activista político Carlos Julio Rojas también fue encarcelado y acusado de conspiración por semana. Al mismo tiempo, otros colaboradores que buscan a Machado, (Magali Meda, Claudia Macero, Humberto Villalobos, Pedro Urruchurtu y Omar González) permanecen aislados en la Embajada de Argentina en Caracas, tras ser acusados ​​de terrorismo y sedición.

La semana pasada, en un acto con sus partidarios, el presidente Nicolás Maduro acusó a sus opositores de pedir ayuda y aludió, sin dar nombres, a dos líderes de Vente Venezuela de estar detrás de la maniobra “El régimen demuestra nerviosismo, tiene un grado de desesperación Está muy claro y hay errores”, dice Machado al comentar lo sucedido. “Aquí hemos venido a sancionar a los propietarios que nos han recibido, animaremos a las personas con las que no tenemos contacto, buscando responsables de todos ellos”. En Venezuela hay actualmente, según cálculos de la ONG Foro Penal, unas 278 presidencias políticas.

Sigue toda la información de El PAÍS América en FacebookXo en el nuestro boletín periódico.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *