Las visitas a las salas de emergencia relacionadas con el calor aumentaron en 2023, según un estudio de los CDC

Por lo general, las personas no se consideran en alto riesgo de sucumbir al calor o en mayor riesgo que antes, lo que los lleva a subestimar cómo una ola de calor podría llevarlos a la sala de emergencias, dijo Kristie L. Ebi, profesora de la Universidad de Washington. Universidad de Washington, experta en los riesgos para la salud del calor extremo.

“El calor que se les pidió que manejaran hace 10 años no es el calor que se les pide que enfrenten hoy”, dijo. Uno de los primeros síntomas de la enfermedad por calor puede ser la confusión, añadió, lo que dificulta que alguien responda sin la ayuda de otros.

El Dr. Srikanth Paladugu, epidemiólogo del Departamento de Salud de Nuevo México, dijo que el estado tuvo casi 450 visitas a la sala de emergencias relacionadas con el calor solo en julio del año pasado y más de 900 entre abril y septiembre, más del doble del número registrado durante ese período en 2019.

En preparación para los meses más cálidos de este año, los funcionarios estatales están trabajando para coordinar refugios para refrescarse y áreas donde las personas puedan ser salpicadas con agua, dijo el Dr. Paladugu.

El Dr. Aneesh Narang, médico de urgencias del Centro Médico Banner-University en Phoenix, dijo que el verano pasado vio con frecuencia alrededor de media docena de casos de insolación al día, incluidos pacientes con temperaturas corporales de 106 o 107 grados. Los pacientes con enfermedades causadas por el calor requieren enormes recursos, añadió, incluyendo bolsas de hielo, ventiladores, nebulizadores y mantas refrescantes.

“Hay tantas cosas que tienen que suceder en los primeros minutos para darle al paciente una oportunidad de sobrevivir”, dijo.

El Dr. Narang dijo que los empleados del hospital ya han comenzado a evaluar los protocolos y a trabajar para garantizar que haya suficientes suministros para hacer frente a la cantidad esperada de pacientes con enfermedades causadas por el calor este año.

“Cada año lo hacemos cada vez más temprano”, dijo. “Sabemos que es probable que sea igual o peor”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *