Lo más leído del año en tecnología: tenemos más miedo que esperanza | Tecnología

Este artículo es una parte de la newsletter semanal de Tecnología, que se manda cada viernes. Si quiere apuntarse para recibirla entera, con temas similares, pero más variados y breves, puede hacerlo en este enlace.

Los artículos más leídos de 2023 en la sección de tecnología de EL PAÍS se resumen sobre todo con una palabra: miedo. Hay varios tipos de miedos: a los móviles, a la IA con porno, a la IA terminator, al espionaje industrial y, en resumen, al futuro y al fin de la civilización.

Tiene su lógica. Si nos morimos todos será difícil disfrutar de ChatGPT, TikTok o los memes. Aunque el miedo no es lo único por lo que destaca la tecnología. Hay otro puñado de cositas: el iPhone 15, Threads, los problemas técnicos. Pero nada tiene el interés general de variantes del apocalipsis.

Habrá quien piense que es porque los medios siempre damos más miedo que esperanza. Es en parte innegable, pero no es solo culpa nuestra. El periódico ha publicado trucos, elogios y celebración de la tecnología, pero han tenido mucho menos impacto.

La lista está más o menos en orden. Hay algunos agrupados por temas para agilizar.

1. ¿Seguro que hay que dar un móvil a los adolescentes?

Es sin duda uno de los dos grandes temas del año (el otro es la IA y sus variadas consecuencias negativas). El 3 de noviembre publicamos un tema sobre un grupo de WhatsApp de padres de Barcelona: “‘Un niño de 12 años no está preparado’: por qué miles de padres se alían para retrasar la llegada del primer móvil”, decía el titular.

Aquella pieza despertó un movimiento nacional y mediático. Desde entonces, cientos de chats se han organizado en toda España con miles de familias con el objetivo de retrasar la edad del primer móvil. Docenas de medios han replicado la preocupación, porque hay un interés real. Ahora esa edad es mayoritariamente a los 12 años, cuando los chavales empiezan la ESO.

Es un asunto complejo y sin una respuesta clara. Los padres cautos dicen que las redes sociales, la pornografía, los pedófilos y otros rincones de internet son un pozo demasiado tenebroso para dejar a jóvenes de 12 años desatendidos. Mientras, en el otro bando, ven más oportunidades, más necesidad de educar y mejor predisposición de los adolescentes.

Una prueba de que el temor se extiende mejor es que otras piezas con titulares menos marcados han tenido muchas menos visitas: por ejemplo, “A qué edad debe darse el móvil a un niño: hablan las expertas” o “‘El móvil no es el enemigo, esos padres tienen mucho miedo’: la batalla por el primer teléfono sacude a las familias españolas”.

Otro motivo para esta disparidad, unido al temor, es que los padres preocupados no habían detectado que su inquietud era muy compartida. En cambio, los padres menos pendientes de la edad y el móvil ya tenían quizá aceptada su decisión.

Los adultos también están preocupados por su dependencia del móvil. A menudo tienen éxito los artículos sobre los viejos Nokia y variantes. Quizá no porque vayas a comprarte uno, sino por la nostalgia de un tiempo donde no todo estaba en el móvil: “‘No me llama ni Cristo’: el resurgir de los teléfonos ‘tontos’”, fue uno de los temas más leídos.

2. La IA desnuda a chicas y hace más cosas terribles

En marzo publicamos el segundo tema más leído del año: “‘Deepfakes’: la amenaza con millones de visualizaciones que se ceba con las mujeres y desafía la seguridad y la democracia”. Aún no habíamos visto lo que ocurrió en otoño en un chat de Almendralejo, pero la capacidad de IA de “inventar” un cuerpo desnudo para unirlo a una cara conocida ya era conocida.

3. Dos cosas nuevas que han interesado: el iPhone 15 y Threads

Esto sí es sorprendente. Los dispositivos o las simples apps nuevas no suelen destacar ya. De hecho, este año se presentaron las Apple Vision Pro, que es innovación de la buena. Pero lo que interesó mucho fue el iPhone que tocaba este año. Quizá fue por el conector USB-C (el normal que llevan otros móviles) o por su cámara, pero el iPhone volvió a tener éxito. El directo de la presentación de un iPhone era un hit hace unos años. Pero ya hacía tiempo que no. Es curioso.

Tras un año de Elon Musk en Twitter/X, salió quizá la alternativa más viable a esa red social: Threads, de Meta. Aunque en España (y Europa) no llegó hasta la semana pasada, el artículo original de julio de la salida global fue muy leído. Era en parte una pieza de ayuda: cómo se descarga y cómo funciona. Así como los temas del aniversario de Musk o sus problemas han despertado poco interés, Threads sí. Quién sabe por qué.

Hay otro producto que ha interesado a bastantes lectores: “La primera televisión sin cables que se pega a la pared ‘como por arte de magia’”.

4. Nos interesa saber cómo nos matará la IA

Este es el tema claramente con más artículos: el temor lejano a que la inteligencia artificial destruya la humanidad. Como con Twitter, también se ha cumplido en noviembre 2023 el primer aniversario de ChatGPT, pero la gente prefiere saber de qué va a morir.

Los temas muy leídos que caen aquí son la salida de Geoffrey Hinton, padrino de la IA, de Google y su entrevista, titulada: “Si hay alguna forma de controlar la inteligencia artificial, debemos descubrirla antes de que sea tarde”. De todo el follón con la salida y regreso de Sam Altman en OpenAI, el tema que lo petó fue el presunto hallazgo de algo muy amenazador que él debería había visto en primicia. “Investigadores de OpenAI avisaron de un avance que amenazaba a la humanidad antes del despido de Altman”, se titulaba el tema. Sigue sin saberse qué pasó.

Es curioso que ahora se hable menos de ese futuro apocalíptico, pero siga fascinando igual. Por ejemplo, otro tema muy leído fue sobre los búnkeres que tienen los magnates tecnológicos. Fue a partir de una entrevista con el escritor Douglas Rushkoff: “La élite tecnológica se prepara para el apocalipsis, ve cerca el fin de la civilización”. Además, ayudó que la vicepresidenta Yolanda Díaz lo leyera y citara.

Un detalle curioso es que los temas que hemos hecho sobre el hipotético impacto de la IA en nuestros puestos de trabajo aún no han interesado tanto. Quizá es un tema demasiado inquietante.

5. La privacidad, pero solo si la amenaza es descontrolada

A los usuarios de tecnología les sigue sorprendiendo que muchos dispositivos tengan unos enormes agujeros de seguridad que permiten a las empresas de marketing delinear nuestra personalidad. Este año no fueron los móviles Android y el software que traen preinstalado, sino la célebre “internet de las cosas” que nos rodea en los hogares. Todo es inteligente ahora y eso tiene un precio. “Así nos espían los dispositivos inteligentes y revelan información de nuestras casas: ‘La gente no tiene ni idea’”, se titulaba. Y detrás hay dos investigadores españoles.

Otro tema que funcionó muy bien sobre privacidad es del uso de una VPN para navegar: “He instalado una VPN en mi ordenador y creo que no volveré a navegar sin ella”.

6. Los problemas técnicos son horribles (y virales)

En la sección ya sabemos que cuando cae algo (sobre todo WhatsApp), habrá miles de personas entrando en Google a ver si son ellos o es algo general.

Este año ocurrió, de nuevo, con WhatsApp y, sorprendentemente, con sistemas de pago.

7. Las palabras de los jóvenes lo petan

A estas alturas hay que admitir que un periódico interesa más a los mayores de 30 años. Así, uno de los usos de los medios es explicar a los jóvenes. Un asunto obvio, y bastante tecnológico, es el lenguaje. “‘Lit’, ‘shippear’ o NPC: diccionario para entender a los jóvenes en 25 expresiones clave”, titulamos un vocabulario. No nos animamos a añadir “servir coño” (alguien que hace algo muy bien) y “por el culo” (algo que mola, el “culo” mejora su percepción), que se hicieron virales hace unos días en X. A los mayores les gusta saber qué dicen los jóvenes y a los jóvenes les gusta ser distintos. Todo cuadra. De momento, la RAE no parece seguir estos debates de cerca.

Otra palabra nueva que funcionó fue “phubbing”, que nadie la dice, pero todos la hacen: es “el desagradable hábito telefónico que fastidia a las parejas durante el verano” y que consiste en “distraerse mirando el móvil mientras se comparte un momento de ocio”.

8. Tinder es una garantía

Tinder funciona, tanto en la vida real como en el periódico. Es ese clásico que siempre aparece en Navidad. A la gente le gusta ligar y si la “asesora científica de Tinder” te explica cómo, mucho mejor. Aconseja además que “no seas quisquilloso”, que sirve para todo.

9. ¿Pero Pedro Sánchez tenía barba?

La barba de Pedro Sánchez fue un tema de debate con la IA inicial de Bing (Microsoft). Fue uno de los mayores ejemplos de cómo puede desbarrar un robot y además era divertido. Encima fue un tema que surgió de esta newsletter. Doble alegría.

El presidente del Gobierno funciona bien en tecnología. También “perro sanxe” dio bastante juego: “‘Perro sanxe’ inmortal, el pucherazo de Correos y Ayuso como Judas: los memes ganaron tras el 23J”.

10. TikTok sí, pero solo un poco

Hemos publicado bastante sobre TikTok. Incluso sobre el misterioso cantante que llegó a número 1 global. Pero el único tema de TikTok que se asoma entre los más leídos del año es sobre periodismo, algo que afecta bastante a otras generaciones: “Las cuatro veinteañeras madrileñas que han creado el medio informativo en español más grande de TikTok” fue muy visto.

El futuro nos interesa, pero sobre todo el nuestro.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *