Selección femenina: Montse Tomé renueva como seleccionadora hasta 2025 | Fútbol | Deportes

Montse Tomé, la seleccionadora del equipo de fútbol español femenino, ha renovado hasta 2025, según ha anunciado este lunes la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). La extensión del contrato por un año más —finaliza tras la celebración de la Eurocopa de Suiza el próximo verano— llega a pocos días de que la Roja participe en París en los primeros Juegos Olímpicos de su historia. “Pedro Rocha, presidente de la Real Federación Española, y su junta directiva ratifican su confianza en una seleccionadora de la casa”, ha afirmado la Federación en su página web.

La entrenadora (La Pola Siero, Asturias; 42 años), que en su época fue jugadora —estuvo en el Oviedo, el Levante y el Barcelona y llegó a disputar cuatro partidos con la absoluta—, asumió el cargo a principios de septiembre de 2023 tras la destitución de Jorge Vilda, que había sido el seleccionador desde 2015 hasta entonces. La nueva técnica se convirtió en la primera mujer en dirigir al combinado nacional y en la cuarta persona en ocupar el banquillo de España tras Teodoro Nieto (1982-1988), Ignacio Quereda (1988-2015) y su antecesor.

Durante cinco años, Tomé fue la mano derecha de Vilda. Se conocieron en la escuela de entrenadores de la RFEF, y un día después de acabar el curso —impartido por el propio exseleccionador—, él le propuso a la que había sido su alumna unirse a su equipo. Ella aceptó, pero su relación se fracturó por completo cuando Vilda se posicionó con Luis Rubiales en el caso del beso a Jenni Hermoso, que ocurrió en la celebración del Mundial conquistado por España en Sídney en agosto de 2023. Después de que el extécnico de la Roja aplaudiera el discurso del expresidente de la Federación en la asamblea en la que llegó a repetir cinco veces la frase “no voy a dimitir”, Tomé y los otros nueve miembros del cuerpo técnico presentaron su dimisión.

Cuando fue nombrada seleccionadora, no todas las jugadoras aprobaron el cambio —lo vieron como una línea claramente continuista—. En la primera convocatoria, además, dejó fuera a Jenni Hermoso —dijo que lo hacía para protegerla— y convocó a 15 futbolistas que habían expresado de forma pública su negativa a jugar con España hasta que se hicieran cambios en la RFEF —un organismo privado que ejerce una función pública— para proteger a las deportistas y terminar con la cultura machista que imperaba en la Federación.

Desde entonces, Tomé —como entrenadora sub17 fue subcampeona de dos Europeos (2022 y 2023) y ganó el Mundial (2023)— logró enderezar poco a poco la situación y consiguió resultados deportivos mientras la RFEF hacía algunos de los cambios demandados por las futbolistas, como la destitución de cargos cercanos a Rubiales a los que acusaban de acosar a Jenni o la creación de una comisión a la que acudir en momentos de crisis y la elaboración de un protocolo de actuación en casos de violencia sexual.

El mayor éxito de la seleccionadora hasta el momento ha sido la conquista de la Nations League el pasado febrero tras tumbar a Francia en la final (2-0). También la primera clasificación para unos Juegos Olímpicos. España logró el billete para el torneo cuando derrotó a Países Bajos en las semifinales de la Liga de las Naciones. En el fútbol jugado por mujeres, los Juegos son uno de los mayores retos a los que se puede enfrentar una futbolista: van los mejores países y las jugadoras más destacadas, y no una mayoría de deportistas sub 23, como pasa en el masculino, donde estos coinciden siempre con grandes torneos continentales.

“La Federación apostó por mí. [Estoy] agradecida por la confianza y con ganas de empezar a competir. Hasta ahora se han conseguido los objetivos, se han conseguido bien. Tenemos un grupo de trabajo muy bueno, un grupo de jugadores excelente, y esto pone más fácil las cosas”, ha dicho Tomé en declaraciones a la RFEF.

En la última convocatoria antes de los Juegos Olímpicos, la selección dirigida por Tomé logró recuperar a Patri Guijarro, una de las mejores centrocampistas del mundo. La jugadora del Barcelona llevaba sin acudir a la Roja desde septiembre de 2022, cuando ella y otras 14 futbolistas dijeron que no vestirían más la camiseta de España en protesta por la metodología de Vilda. Guijarro —que este curso levantó con el Barça todos los títulos posibles: Liga, Champions, Copa y Supercopa— es una de las 18 deportistas que estará este verano en París, pero la selección tiene antes de esa cita dos partidos para cerrar con un pleno de victorias la clasificación —ya sellada— para la Eurocopa: se mide con República Checa el 12 de julio en Chomutov y se enfrenta a Bélgica el día 16 en A Coruña.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *