UE soporta tono con Israel y pide fuego alto inmediato en Gaza | Internacional

La Unión Europea ha aguantado el tono sobre Israel. Seis meses después de los ataques de Hamás derivados de la ofensiva del ejército israelí en Gaza en los que murieron más de 33.000 personas, la UE reivindicó un “fuerte fuego inmediato” en Francia. Lo hizo basándose en la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que también lo exige. Los dirigentes del Veintisiete acogieron con satisfacción unánimemente esta afirmación de estos millonarios, en un momento en el que la situación en Gaza es crítica y crecen las preocupaciones por una toma de poder regional más grave después de que Irán lanzara misiles y drones contra Israel el pasado sábado en respuesta al ataque atribuido al Estado judío contra su consulado en Damasco en el que mató a sus militares. Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE acordaron en una reunión en Bruselas ampliar las sanciones a Irán por su agresión y se sumaron a las voces internacionales que precisamente en el gobierno de Benjamín Netanyahu no replicaron el ataque iraní para evitar que el conflicto se extienda.

Hoy, los líderes pidieron una “pausa humanitaria inmediata que conducirá a un alto nivel sostenible de fuego”. La República Checa y Austria negaron cualquier petición que pudiera cuestionar el derecho de Israel a defenderla y consideraron la necesidad de disparar alto lo hacía. Ahora, la UE ha avanzado hacia “otro vocabulario”, recordó el primer ministro belga, Alexander de Croo. “Estamos contentos de ver que hay un alto incendio inmediato”, afirmó el belga en la primera parte de una cumbre en Bruselas que seguirá a este partido. “Está en el texto de forma muy clara”, registró De Croo.

La cita extraordinaria de los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea es que estos milagros y la juventud en Bruselas iba a dedicarse a la economía. Pero la volátil situación internacional abrumó a los aviones. “Instamos a Irán y a sus representantes a ceder todos los ataques e instamos a todas las partes a actuar con la máxima moderación y abstenerse de cualquier acción que pueda aumentar la tensión en la región”, comentó el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que fue adoptado por “aislar” en Irán. “Es un desastre no sólo para Israel, sino también para la estabilidad de la zona”, insistió.

Mientras que los ministros de Asuntos Exteriores de Reino Unido, David Cameron, y de Alemania, Annalena Baerbock, viajaron a Israel en un esfuerzo diplomático por contener la respuesta israelí a Irán. Así lo expresó también en Bruselas el canciller alemán Olaf Scholz, uno de los alias más fuertes de Israel en la UE. Es bueno, dijo Scholz, que Israel rechace en gran medida el ataque iraní. Algo que hizo, “con amigos y aliados”. Y son mis amigos y aliados, he dejado constancia, que ahora se preguntan si hay que contenerlos, porque el atacante con otro ataque “no fui inteligente”, se llevó al chancer alemán.

“Es importante para nosotros que se apruebe este momento para un alcalde degradado y que Israel también apruebe este éxito para fortalecer su posición en toda la región, en un momento en el que responde con un ataque masivo propio” en Irán, dijo Scholz. Ya no llegar a la cumbre. “Sería más inteligente mirar con atención lo que ha entendido la defensa”, insistió, dejando claro que no es el único con esta opinión: “Creo que es algo que se ha entendido bien en todos partes y que muchos lo han entendido así”, cotado.

“El ataque iraní representa un cambio de paradigma y nos enfrenta a nuevos problemas de seguridad, pero todos los esfuerzos se concentran ahora en contener el conflicto y evitar que todo lo que hay en la región se queme, para evitar una toma total del poder”, coincidió el canciller austriaco Karl Nehammer. El presidente, otro de los gobernantes que más ha resistido a Israel y que más ha resistido en más de seis meses de conflicto en Gaza, ha puesto como posición común de la UE a alguien que pueda percibir las críticas a Israel.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

Sin embargo, la forma en que la violencia se está extendiendo por la región, especialmente en el Líbano, no es tan grande como para morderse la lengua ahora. Los llamados a la contención de todos los partidos, pero sobre todo de Israel, se repiten en la UE desde el final de la semana, de modo que prácticamente todos los líderes europeos han expresado su condena del ataque de Teherán.

“Máxima Contención”

Así se afirma también en las conclusiones de la cumbre extraordinaria de estos miércoles y jueves, ya que, además de apoyar “fuerte e inequívocamente” el ataque de Irán contra Israel, los Veintisiete “inmediatamente de todas las partes ejercerán la máxima contención y se abstendrán”. “De cualquier acción que pueda aumentar la tensión en la región”.

En este caso también se señala que la UE “tomará medidas más restrictivas contra Irán”, especialmente en el ámbito de los “vehículos aéreos no tripulados”. [drones] y misiles”, con el objetivo explícito de contribuir a la “desescalada y la seguridad en la región”.

Las sanciones ya se han discutido en la reunión virtual extraordinaria de ministros de Asuntos Exteriores que convocó el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell. Según se ha indicado, además de ampliar los ya existentes, que estaba a cargo del servicio jurídico de la Comisión, existe fundamento jurídico para declarar a la Guardia Revolucionaria Iraní como “organización terrorista”, así como reclamar algunos estados europeos y su propio Israel, también muchos otros. Abrigan dudas y, como Scholz o el primer ministro de Luxemburgo, Luc Frieden, están exentos de la necesidad de hacer el estudio jurídico antes de pronunciarse.

Gobernadores como el Primer Ministro de Bélgica lo han dicho abiertamente: “Mi posición es que la Guardia Revolucionaria iraní debe ser incluida en una lista de sanciones”. Sería “una señal muy importante”, afirmó, igualmente unido a las voces que llaman a la contienda a todas las partes en el conflicto.

La cita a Bruselas, que prosiguen estos jóvenes, servirá también para evaluar si algún otro país está dispuesto a acudir a la iniciativa liderada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, investigador de Palestina como Estado.

Para él, Sánchez, que pasó varios días de viaje intentando acercar al país a su propuesta, habla con Bruselas con un aliado decisivo, el nuevo primer ministro irlandés, Simon Harris: “Tengo la intención de aprobar esta cita para hablar con otros colegas y si otros países quieren avanzar con España e Irlanda para reconocer el Estado de Palestina”, añadió, indicando que sería un gesto “positivo” hacia la posición -que ya es consensuada en la UE- de la necesidad por una solución bidireccional.

Sánchez celebrará a estos jóvenes durante los últimos días en este sentido —junto a Bélgica, Luxemburgo y Malta—. Aunque el belga De Croo tiene un aliado español en la posición en Oriente Próximo, su Gobierno afirma dar un paso meramente “simbólico”. El reconocimiento de Palestina “debe formar parte de un proceso político y no de una decisión simbólica”, reiteró una semana su ministra de Asuntos Exteriores, Hadja Lahbib.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *