Wayve, una startup de inteligencia artificial para la conducción autónoma, recauda mil millones de dólares

Wayve, un fabricante con sede en Londres de sistemas de inteligencia artificial para vehículos autónomos, dijo el martes que había recaudado mil millones de dólares, una suma sorprendente para una nueva empresa europea y un ejemplo del optimismo de los inversores sobre la capacidad de la IA para remodelar las industrias.

SoftBank, el conglomerado japonés que respaldó a Uber y otras empresas tecnológicas, fue el principal inversor, junto con Microsoft y Nvidia. Los inversores anteriores en Wayve incluyen a Yann LeCun, el científico jefe de inteligencia artificial de Meta.

Wayve, que anteriormente recaudó alrededor de 300 millones de dólares, no reveló su valoración después de la inversión.

Wayve fue cofundada en 2017 por Alex Kendall, un estudiante de doctorado de la Universidad de Cambridge especializado en visión por computadora y robótica. A diferencia de los modelos de IA generativa, que crean texto e imágenes similares a los humanos y son desarrollados por OpenAI, Google y Anthropic, los llamados sistemas de IA incorporados fabricados por Wayve actúan como cerebros para objetos físicos, ya sean automóviles, robots o sistemas de producción. La inteligencia artificial permite que una máquina tome decisiones por sí sola en tiempo real.

“Todo el potencial de la IA surge cuando tenemos máquinas en el mundo físico en las que podemos confiar”, dijo Kendall.

Las empresas centradas en la conducción autónoma se enfrentan a un momento complicado. La tecnología es cara y difícil de fabricar y está sujeta a un intenso escrutinio regulatorio. Cruise, la filial de General Motors, retiró de las carreteras sus coches sin conductor el año pasado debido a preocupaciones legales y de seguridad. Apple abandonó recientemente sus esfuerzos por crear vehículos autónomos después de años de desarrollo.

Wayve, que tiene alrededor de 300 empleados, ha estado probando su tecnología en las carreteras británicas desde 2018 y pronto se expandirá a otros lugares. El software utiliza cámaras, sensores y otras tecnologías automotrices modernas para ver y reaccionar ante diferentes entornos de conducción. Los datos recopilados mientras el automóvil conduce por una ciudad se introducen en el sistema de inteligencia artificial para ayudar a los automóviles a aprender.

El enfoque es diferente al de otros desarrolladores de vehículos autónomos como Waymo, propiedad de la empresa matriz de Google, Alphabet. Wayve dijo que su tecnología no se basa tanto en mapas de alta definición o sensores Lidar, un instrumento láser utilizado para medir distancias y detectar objetos. Tesla ha utilizado un enfoque similar al de Wayve en los últimos años.

Wayve creó un software para explicar en un lenguaje sencillo por qué un automóvil tomó una determinada decisión de conducción (por ejemplo, por qué se detuvo o redujo repentinamente la velocidad), una capa de transparencia para ayudar a ganarse a los reguladores.

La cantidad recaudada por Wayve se encuentra entre las mayores inversiones recientes en nuevas empresas en Europa, que históricamente ha estado por detrás de Estados Unidos en capital de riesgo y financiación de tecnología. En diciembre, Mistral, un desarrollador francés de inteligencia artificial, recaudó 385 millones de euros, o alrededor de 415 millones de dólares.

“Estoy increíblemente orgulloso de que el Reino Unido sea el hogar de pioneros como Wayve, que están liderando el camino en el desarrollo de la próxima generación de modelos de IA para vehículos autónomos”, dijo el primer ministro británico, Rishi Sunak, en un comunicado.

Kendall, originario de Nueva Zelanda, dijo que la inversión de SoftBank y otros permitiría a la empresa convertir su investigación en un producto comercial completo. Dijo que Wayve estaba negociando con varios grandes fabricantes de automóviles para que su software estuviera disponible para su compra en automóviles, pero se negó a nombrarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *